MANDAN / RECIBEN CORREOS SEXUALES?

Benji_mind

Male
Real Person
From
Mexico
#1
Hola a todxs. No sé qué opinen ustedes acerca de los mensajes sexuales de sus parejas, donde le hacían saber sus fantasías. En mi caso, no con todas, he mantenido un intercambio de mensajes donde, inevitablemente, acabábamos masturbándonos al recordar nuestras experiencias. Añado la primera de varias:

"Mirando las fotos que tengo de tu míembro, no púde dejar de excitarme; púde recordar su textura, su sabor, su tamaño; recuerdo la sensación al montarme encíma de ti, como me llenabas, pensé que saldría por mi boca, como golpeabas y acariciabas mi útero.. en un dolor placentero, recordé lo que me despertabas, era mi instínto, demasiado fuerte, el tenerte cerca me provocaba una fiebre, a veces pienso en todas esas veces que coincidíamos en el asiento trasero de ese auto, como rozaba con mi pierna la tuya, y como sentía que se mojaba mi pantaleta, deseaba que me tomaras en ese momento, que bajaras mi ropa interior con fuerza y me penetraras, era una lujúria indómita, a veces también me gustaba sentir tu presencia a mis espaldas, imaginaba que en cualquier momento me abrazarías dejándome sentir tu verga por detrás y bajarías tu mano, para que tus dedos se encontraran con mi vulva.. deseaba tanto darte mi cuerpo, sentir tu lengua urgando dentro de mis labios internos, mi clítoris, mi pucha hinchada de tanto aguantar el deseo...

Hoy, partícularmente, te siento más libre... más salvaje, no, no me ofendo, y probablemente me excite mucho escuchar a mi oído que soy tu puta, mientras me empinas y me pones en cuatro y me halas del cabello, para acercarme tus labios a mi oreja mientras me lo dices en voz baja, hadeante, excítada; claro que sé que los años que llevas sin montarme has aprendído muchas cosas, tenías el talento nato de nuestra especie, por eso podía fundirme en tu cuerpo con una fácilidad y placer infínitos, pero... olvidas que también manejo muy bien la seducción, eso es ser una hembra, así como te provoco con mis palabras, lo puedo hacer con una mirada... con un gesto sugestívo, con perfume colocado sutílmente en mis rodillas, en mi nuca, donde sé que pasaras tu rostro, dejarte ver lo necesario de mi piel, dejar que el aroma de mi celo te invada; puedo soportar tus embestidas cariño, puedes moverte a placer dentro de mi cuerpo, mientras te baño la verga con mis fluídos, mientras sígo lubricando sin problema, para recibir tu exquisíto míembro, soy muy hembra, lo sabes, por eso deseas meterme la verga, te conozco y no perderías tu tiempo si no supieras que de esta pucha puedes obtener ese placer que no cualquiera puede darte, tu tamaño y tu virilidad no son para una mujer promedio, yo púde contenerte en tu prímer encuentro, cuando las ansias te devoraban, es instínto, verás como contoneo mi cuerpo, como muevo mi cuerpo deseoso, como gata en celo, escucharás como, levemente, ronrroneo, te invitaré a subir a mi espalda, a que te sujetes de mis caderas... de mis nalgas, a querer vaciarte en el infierno que tengo dentro..."

Este correo lo recibí ocho años después, ella ahora está casada y con tres hijos.. sin duda, esperando repetír nuestras primeras experiencias.